Banner del sitio de Fundación Don Pedro

85º Aniversario de la Escuela 143

El viernes 24 de agosto de 2007 la Escuela 143 del barrio Casabó cumplió su 85º aniversario. Para una ocasión tan especial Rodolfo asistió a la ceremonia acompañado por Margarita, Leandro, Martín Echeverry, los alumnos de la Fundación Don Pedro y los profes.
Un grupo de nuestros alumnos llevó como regalo a la Escuela una canción preparada con la profe Martha (Candombe para la escuela de Casabó) y la coreografía de cuatro canciones de Patito Feo y fueron muy aplaudidos por todo el público, pero especialmente por los niños de la escuela quienes pedían que bailaran más canciones.
También se aprovechó la ocasión para dar inauguración a la Sala de Informática de la Escuela armada en base a las donaciones de SOLSIRE S.A. a la Institución y en la que actuará como docente el profe Gabriel de Fundación Don Pedro.


Candombe para la escuela de Casabó

En un rinconcito hermoso
de un barrio en Montevideo
hay una escuela que tiene
de la vida lo que quiero:
Tiene alegría, tiene color
y tiene inmenso el corazón.
Suenan las palmas, suena el tambor
para mi escuela de Casabó.
Con ella voy compartiendo
entre el faro y la bahía
tesoros que descubrimos
con amigos cada día.
Las gaviotas de la playa
cruzan de mañana el cielo
desde punta de sayago
hasta nuestro barrio obrero.
Maestras como palomas
entre Historia y Geografía,
poemas, cuentas, canciones
van modelando mi vida.

Discurso de Ma. Elicia Vilamil, Directora de la Escuela

Hoy es un dìa muy especial, festejamos 85 años de nuestra escuela. Esta institución, de tan larga data tiene una historia muy valiosa que la hacen todos los que tuvieron o tienen que ver con ella. Es así que hoy contamos con muchos maestros que trabajaron aquí, amigos, ex-alumnos, vecinos, personal actual, alumnos y padres, autoridades, empresas que nos apoyan; todos aquellos que han marcado y marcan los caminos que nos han conducido a la escuela de hoy. Es muy emotivo contar con la presencia de alumnos que concurrieron hace 60 años o más y que mantienen firme su cariño por esas épocas y los mejores recuerdos de su niñez. Maestros que llevan más de 20 años de trabajo ininterrumpidos en la escuela. Una auxiliar que también nos acompaña desde hace muchos años.

Todos los docentes tenemos muy claro que la escuela fue y es el lugar donde miles de familias depositan sus esperanzas para la mejor educación de sus hijos. Somos concientes de tan alto honor y trabajamos más que un espíritu competitivo, un espíritu cooperativo tan necesario en la vida. No queremos un mundo transformado en ganadores y perdedores donde la formación estaría dada por la habilidad de sobrevivir. La vida no es un deporte competitivo. Se forja la personalidad y el futuro con la cooperación, el compromiso y las actitudes solidarias. Cuando los niños logran la adquisición de estas habilidades TODOS GANAMOS. Aprender a ser flexible ante los fracasos, actitudes elásticas y disposición al cambio, entender que la esencia de la vida es la RENOVACIÓN. Si estamos realmente vivos volvemos a nacer todos los días. Cada minuto nos ofrece el potencial para realizarnos y actualizarnos, para buscar nuevas oportunidades. Enseñemos que no existirán barreras para nuestros sueños si somos concientes que en nosotros mismos están los valores necesarios para conseguirlos. Autoestima, trabajo duro, y optimismo es algo que manejamos todos los dìas aquí. CONSEGUIREMOS LO QUE DESEAMOS CUANDO CREAMOS QUE LO LOGRAREMOS… NUNCA ANTES.

Hoy muchos de esos sueños se vienen cumpliendo. Pero no estamos solos en esa tarea, tenemos el apoyo del Consejo de Educación Primaria que ha ampliado el edificio con tres nuevas aulas, realizó el muro perimetral, comedor, baños, patios, electricidad.
Contamos con empresas que colaboran en forma constante como:
CUTCSA que donara el año pasado una carrocería, dinero con el que compramos mobiliario además del apoyo constante que nos ofrecen cada vez que lo requerimos.
Teniendo siempre una actitud abierta y solidaria poniendo el mayor interés siempre por hallar soluciones. Es una actitud admirable que nos conmueve.
ASFALKOTE PENSYLVANIA que donara dinero a la escuela Nº 318 con la cual compartimos local y que fue volcado a reparaciones del edificio
SOLSIRE S.A. que a través de la FUNDACIÓN DON PEDRO nos viene apoyando desde el año pasado con donaciones con las cuales este año se hicieron trabajos de albañilería y pintura en 12 salones. Nos reparan mobiliario y les anuncio algo que me llena de satisfacción porque es un gran logro, hoy inauguraremos una sala de informática con 12 computadoras (Donadas por SOLSIRE S.A. a través de FUNDACIÓN DON PEDRO). De esta forma nuestros alumnos podrán tener ese conocimiento tan necesario en nuestros días.
Aquí nos proporcionan dos profesores de música, un profesor de danza y un profesor de informática. LO RECONOCEMOS, LO VALORAMOS Y LO AGRADECEMOS CON EL CORAZÓN. Con el esfuerzo incansable de los maestros y profesores (tanto del CEP como de FUNDACION DON PEDRO) notamos con gran orgullo que nuestros alumnos evidencian un mayor interés por las tareas escolares, vienen alegres a una escuela que no se cansa en ofrecerles una educación completa.
GRACIAS POR CAMBIAR EL PRESENTE Y EL FUTURO DE TANTOS NIÑOS CREER QUE NO TENEMOS NADA PARA DAR Y DE PRONTO ENCONTRAR EN NOSOTROS UNA ENORME RIQUEZA PARA VOLCAR SOLIDARAMENTE EN AQUELLOS QUE LO NECESITAN ES EL VALOR MÁS PRECIADO QUE NACIÓ EN NUESTRAS VIDAS Y NOS ACOMPAÑARÁ SIEMPRE...

Para esta ocasión tan especial, también Rodolfo preparó un muy lindo discurso desde el corazón:

Queridos niños
Estimadas y queridas Maestras y Directora

Es un gran honor compartir este hermoso acto con ustedes. Nos llena de placer estar hoy aquí festejando, no sólo un aniversario, sino una labor que nos ha dignificado a todos: niños/alumnos, maestras, directora y padres. Hoy la escuela tiene una cara remozada que nos conlleva a sentirnos dignos, alegres, y a nosotros, Fundación Don Pedro o SOLSIRE SA, partícipes de una felicidad plena.
Cuando por primera vez visitamos esta escuela con nuestra profe de música Martha Harte encontramos una enorme riqueza y un inmenso corazón, al primer salón que entramos la maestra lloró! Hoy, posiblemente somos muchos los que lloramos, pero de felicidad y gratitud. Unos por lo que hicimos, otros por lo que recibimos. Estas lágrimas son tan válidas como las primeras... pero prefiero estas últimas...
Hoy nosotros tenemos la alegría y el orgullo de venir a compartir cantos y bailes como uds. Los hemos recibido en varias oportunidades y hemos disfrutado de juegos y deportes. Hoy les traemos una canción de regalo, canción hecha por Martha en el ritmo de candombe que plasma la visión y el cariño que sentimos por esta hemosa escuela y toda la población que la enriquece.

Felicidades y gracias por permitir ayudarlos, Muchas Gracias



[conexiones rápidas]